Rewinder Magazine

¡Haz tu propia leche vegetal! Guía para principiantes

¡Haz tu propia leche vegetal! Guía para principiantes

Las leches vegetales caseras son una opción saludable y sostenible para aquellos que desean una alternativa a la leche de vaca o simplemente quieren experimentar con nuevas opciones de bebidas. Además de ser más sostenibles que las leches vegetales compradas en la tienda, también son una forma de ahorrar dinero y controlar exactamente lo que se está consumiendo.

Aquí hay algunas maneras fáciles de hacer leches vegetales caseras en casa:

    1. Almendras: Para hacer leche de almendras casera, comience remojando almendras enteras en agua durante al menos 6 horas o durante la noche. Después de remojar, escúrralas y póngalas en una licuadora con una taza de agua. Licúe hasta que las almendras estén completamente trituradas y luego cuela la mezcla a través de un colador o un paño para eliminar los trozos de almendras. La leche resultante se puede endulzar con miel o azúcar morena si se desea.

    2. Arroz: Para hacer leche de arroz casera, comience remojando arroz integral en agua durante al menos 6 horas o durante la noche. Después de remojar, escúrralo y póngalo en una licuadora con cuatro tazas de agua. Licúe hasta que el arroz esté completamente triturado y luego cuela la mezcla a través de un colador o un paño para eliminar los trozos de arroz. La leche resultante se puede endulzar con miel o azúcar morena si se desea.

    3. Avena: Para hacer leche de avena casera, comience mezclando avena en polvo con agua en una proporción de 1:4. Deje reposar la mezcla durante algunas horas para que la avena se ablande y luego licúe la mezcla junto con una taza de agua. Si desea una leche más suave, puede colar la mezcla a través de un colador o un paño para eliminar los trozos de avena. La leche resultante se puede endulzar con miel o azúcar morena si se desea.

    4. Coco: Para hacer leche de coco casera, comience rallando coco fresco o deshidratado. Ponga la ralladura de coco en una licuadora con una taza de agua y licúe hasta que el coco esté completamente triturado. Luego, cuela la mezcla a través de un colador o un paño para eliminar los trozos de coco. La leche resultante se puede endulzar con miel o azúcar morena si se desea.

    5. Soja: Para hacer leche de soja casera, comience remojando granos de soja integrales en agua durante al menos 6 horas o durante la noche. Después de remojar, escúrralos y póngalos en una licuadora con cuatro tazas de agua. Licúe hasta que los granos de soja estén completamente triturados y luego cuela la mezcla a través de un colador o un paño para eliminar los trozos de soja. La leche resultante se puede endulzar con miel o azúcar morena si se desea.

Es importante tener en cuenta que las leches vegetales caseras pueden no tener el mismo perfil nutricional que las leches vegetales compradas en la tienda, ya que estas últimas a menudo se fortifican con nutrientes adicionales. Sin embargo, las leches vegetales caseras pueden ser una opción saludable y sostenible si se hacen con ingredientes de alta calidad y se consumen en combinación con una dieta variada y equilibrada.

Espero que estas ideas le hayan sido útiles y le hayan dado algunas opciones para hacer leches vegetales caseras en casa. ¡Buena suerte y disfrute de sus bebidas caseras!

Leave a Comment

Your email address will not be published.